Tips para la búsqueda

Tips para la búsqueda

Hola queridas novias:

Hoy quiero darles algunos tips para que encuentren el vestido de sus sueños y la selección sea mucho más fácil y realmente sea la correcta, a veces nos encontramos con tanta emoción en la búsqueda de vestido de novia que nos topamos con factores que pueden influir en nuestra decisión haciéndonos tomar una incorrecta, así que para que no te pase, pon mucha atención a los siguientes tips.

Date la oportunidad de probarte de todo. Existen dos tipos de novia, la que ya tiene la idea muy definida de lo que cree saber que quiere y la que no tiene ni idea por dónde empezar, mi sugerencia es que si eres de las primeras, por favor, no te cierres a probarte cosas distintas, existe una gran posibilidad que tu vestido ideal esté fuera de tu zona de confort.  Y por mucho que te genere conflicto el usar algo completamente diferente a lo que siempre habías creído, date la oportunidad, porque te puedes sorprender. ¡No te cases con una idea!, el 80% de las novias terminan con algo completamente diferente a su idea original, porque recuerda, no hay como vértelo puesto.

No permitas presión social durante la búsqueda. Muchas veces al momento de ir a buscar el vestido de novia vamos acompañadas y puede suceder que nuestra decisión se vea afectada por las opiniones de nuestros acompañantes, te recomiendo, por supuesto escuchar lo que tienen que decirte tus acompañantes, pero no permitas que cambien tu opinión sobre el vestido, recuerda que todos tenemos gustos distintos y al final  serás tú quien usará el vestido por lo que debes sentirte hermosa, cómoda y segura. ¡Sólo tú realmente sabes cómo te hace sentir!

No tomes decisiones apresuradas. Si no estás 100% segura de que el vestido es el indicado, date tiempo de pensarlo y analizarlo, no  tomes la decisión de forma apresurada por precisión de la asesora de la tienda o por cualquier otro motivo. ¡Tómate tu tiempo!  Te recomiendo que una vez que hayas visitado las tiendas seleccionadas, te des un par de días para liberar  tu mente y únicamente escoger un top 3, los que más te hayan gustado, y regresa a verlos de nuevo, es muy probable que sepas cual es el indicado cuando lo veas de nuevo. Ahora con esto no quiero decir que no se vale darle el sí al primer vestido que te pruebes, porque pasa, pero el tema es que estés 100% segura.

Sigue tu corazón. Siempre le digo a las novias que realmente sabrán cuando sea el indicado, pueden gustarte varios, pero habrá uno que te haga sentir algo especial, ¡ojo! Quítense de la mente la idea que nos han vendido que el vestido de novia perfecto será con el que llores, porque te digo algo, eso casi no sucede, me atrevo a decir que tan sólo un 10% de las novias llora, por supuesto  que sí sientes algo especial, no dejas de sonreír, te sientes hermosa, te emocionas demasiado, no te lo quieres quitar,  pero no necesariamente tienes que llorar. Así que sigue tu instinto, yo siempre les digo que “el vestido te escoge” pero hay que estar realmente abiertas de corazón para sentir la señal 😉 jeje ¡Que romántica me escuche!

Visualízate. Cuando tengas puesto el vestido ¡Visualízate!, imagínate en tu boda, entrando a la iglesia, en tus fotos, en el vals, durante la fiesta, quizá eso te ayude a definir si realmente te ves en el gran día con él o simplemente te gusta pero no es el indicado.

Siéntelo. Una vez que creas que es el vestido de novia indicado, mi recomendación es que lo sientas al máximo, camina, intenta bailar, siéntate, agáchate, etc.

¿Comprado o mandado hacer? Este tip les puede parecer un poco confuso, ya que se supone que si lo mandamos hacer será completamente a nuestro gusto, peeeero, aquí hay un tema, que muchas veces la idea que tu traes en mente es difícil transmitirla al diseñador y la otra es que si no te lo puedes probar y ver cómo te luce, cómo aseguras que te gustará, ahora bien, no quiero decir con esto que mandarlo hacer no es opción, claro que es una alternativa, sin embargo, esta opción la sugiero para novias que ya han optado por mandarse hacer vestidos anteriormente y han quedado completamente satisfechas y aquellas que se sienten tranquilas sin ansiedad por no poder probárselo antes, ahora  no olviden que deben ser muy cuidadosas, antes que nada deben seleccionar a un proveedor experto en el tema, que sea reconocido , con buenas recomendaciones, que  conozcan su trabajo y que sepan que lo hará bien y en tiempo, jamás  se  vayan con una opción que no conocen o simplemente por precio. ¡Mucho cuidado! He sabido de casos de terror, que el proveedor se desaparece, lo hace mal, no lo tiene en tiempo, etc.

¡Espero que esta información les sea de mucha ayuda para encontrar el vestido que las acompañará en el gran día!

Si tienen dudas, no olviden dejármelas en los comentarios.

Les mando besos.

Viri Velázquez

Compartir publicación

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on email

Recibe información antes que nadie.

Te puede interesar